Cinco trucos para evitar que tu portátil se convierta en un horno este verano

¿Listo para teletrabajar este verano? Tratar bien a tu portátil y asegurarse de que no sufre con las altas temperaturas es fundamental. Por eso, ante las olas de calor que estamos viviendo, te compartimos cinco consejos que evitarán que tu máquina se recaliente. Toma nota:

  • Lo primero, comprar con cabeza: el momento de comprar un portátil es crucial para cerciorarse de que tenga una buena ventilación. Por eso, presta atención al sistema de refrigeración que incorpora el modelo. Las marcas han dado cada vez más pasos para conseguir avanzar en este sentido. Por ejemplo, ASUS ha desarrollado la bisagra ErgoLift en sus portátiles Expertbook o Zenbook, que hace que el teclado se incline automáticamente mejorando la ventilación del equipo.
  • Cuidado con dónde pones tu portátil: muchos hemos caído en el error de apoyar el ordenador sobre el regazo alguna vez mientras trabajábamos. ¿Tú también? Entonces habrás notado que el dispositivo se calienta pasado cierto tiempo. Esto es porque en esta posición es más difícil que el aire se desplace. En cambio, colocado sobre un escritorio, la ventilación será mucho mejor. El diseño del propio portátil mantendrá un espacio entre él y la mesa que favorecerá ese enfriamiento.
  • Si limpias tu aire acondicionado, ¿por qué no el ventilador de tu portátil? En realidad, esto es algo que los fabricantes ya incorporan normalmente. No obstante, si tu equipo es algo más antiguo, puede que te venga bien revisar si tu ventilador está sucio y realizar una limpieza. ¡Seguro que tu portátil lo agradece!
  • Si tú tienes calor, tu portátil seguramente también: el entorno en el que nos pongamos a trabajar es importante para que un portátil no se caliente. Ahora, con el teletrabajo, puede que tengamos la tentación de teclear en entornos más cálidos. Y no pasa nada, siempre que tengas en cuenta una regla muy sencilla: si tú estás a gusto, a una temperatura agradable, tu dispositivo también lo estará. En cambio, si estás pasando calor hasta el punto de no poder soportarlo más, tu portátil también sufrirá esas condiciones.
  • Concédele un descanso a tu portátil: a veces no apagamos nuestro dispositivo, por si luego volvemos a hacer algo con él. Esto es un error. Lo ideal es que le demos un descanso y que le permitamos que se refrigere completamente.
Tecnoesfera.

Tecnoesfera.

Expertos en tecnología

Suscríbete a nuestra newsletter